Katiuska Angarita

Hoja de artista

"Si un árbol cae en un bosque y nadie está cerca para oírlo, ¿hace algún sonido?"

koan del budismo zen


Lo natural del silencio.


En ocasiones anhelamos el silencio que habita en la naturaleza, algo en nuestro interior nos dice que es allí donde podemos encontrar la paz que buscamos. Hemos perdido la sensación de tranquilidad pues estamos inmersos en el bullicio de la ciudad, dependemos de una rutina a la que llamamos cotidianidad. Y es así como hemos olvidado lo esencial y lo natural.


El bosque, sus ruidos y sus silencios nos advierte lo enigmático del paisaje, su recorrido nos muestra luces y sombras que generan un ritmo particular que nos envuelve y enamora, visto así podemos encontrar semejanzas entre el paisaje y las partituras musicales, incluso la música en general.


Paisaje Fragmentado.

Instalación, Medidas variables.

Caracas, 2018.

Foto: Julio Osorio.