La generación del arte «supercomercial» en el siglo XXI

Sofía Mogollón


Reseña


Supercomercial. De fondo se vislumbra la exposición Jesus Caviglia: Pensar el decir. Centro Cultural UCAB © El Ucabista


A grandes rasgos, la cultura pop ha influido de manera exponencial en varias generaciones desde el momento de su aparición, y aunque ha habido elementos distintivos que definieron las décadas en las que esta se ha presentado –bandas musicales, series de televisión, películas, historietas, y un sinfín de manifestaciones audiovisuales– existe un elemento afín que ha perdurado en el tiempo: una imperiosa necesidad de consumo. Es así como en medio de un torbellino de información y experiencias multimedia, a mediados del 2011, surge Chocotoy, una marca registrada que nació como un proyecto académico y que pasó del aula universitaria a las portadas de los discos de reconocidos artistas internacionales.


Sus fundadores, Luis Albornoz y Karen Guevara, apostaron por una línea pop art a través de la estética kawaii, de ahí deriva la peculiaridad de su nombre, un guiño a la infancia y la diversión, algo propio de este arte.


Luis Albornoz y Karen Guevara, creadores y artistas de C