Richard Jackson en el Schirn, rebeldía y absurdo como estrategia de vida

Daniela Ortiz


Reseña


Entrar a una exposición de Richard Jackson (California, 1939) en plena pandemia, bajo el nombre unexpected unexplained unaccepted (inesperado, explicado inaceptable), hace buena antesala para lo que cualquier espectador puede esperar, o no, de la exhibición.


Richard Jackson, Panfletos de la exhibición. Foto de Daniela Ortiz


Con cuatro “habitaciones” para el entretenimiento y cuestionamiento del público, Jackson crea un espacio para el deleite visual lleno de figuras cómicas, chorros de pintura y máquinas rotativas.


Collage Richard Jackson, Compilación de fotos de la exhibición. Collage de Daniela Ortiz.


The Delivery Room, The War Room, The Dinning Room y The Maid’s Room -obras construidas entre los años setenta y noventa– llegaron a Alemania en febrero de 2020 por primera vez para ser expuestas durante el momento más restrictivo del año, una paradoja casi orquestada por la divina providencia.


Cada habitación expone temas históricos y cotidianos desde la burla. En The Delivery Room (El cuarto de parto) están tres maniquíes, una mujer pariendo y un doctor encima de ella atendiéndola mientras un videógrafo graba el momento. Un escenario satírico, lleno de color y caos enseña el proceso creativo imitando la concepción en la modernidad, siendo la mujer desnuda ejemplo de creación, arte y misterio aunque transgredida por violación de su privacidad.


Collage Richard Jackson, Compilación de fotos de la exhibición. Collage de Daniela Ortiz.


Richard Jackson, The Delivery Room (Sala de parto). Foto de Daniela Ortiz.


En The Maid’s Room (El cuarto de la sirvienta) sucede el mismo (des)encuentro entre la privacidad y lo femenino. Siguiendo el ejemplo de Marcel Duchamp en su trabajo final Étant donnés (1946-1966), se observa el maniquí de una chica desnuda acostada mientras sostiene en su mano el mango de una aspiradora; con las piernas abiertas de par en par es posible ver toda su intimidad desde un hueco en la pared.


Richard Jackson, The Maid's Room (El habitación de la sirvienta). Foto de Daniela Ortiz.


El aura repulsiva y morbosa de las habitaciones invita al público sumergirse en el lenguaje subliminal del artista. Se podría decir que Jackson fusiona dualidades como lo bueno y lo malo, lo sagrado y lo violento, la paz y la transgresión para capturar la esencia de una sociedad contradictoria digna de chiste. Esta es su forma tragicómica (o retorcida) de tomarse en serio la vida.


Exhibición completa de Richard Jackson. Foto de Daniela Ortiz.


En el caso de The War Room (Cuarto de guerra) aparecen unos patos vestidos de militares alrededor de un globo geodésico. Puestos unos frente a otros como si conversaran, les sale de la entrepierna un tubo de metal que expulsa pintura, una metáfora clara en un contexto marcial que grita el juego sucio de la guerra o –a su manera– orinarse en la competencia.


Richard Jackson, The War Room (Sala de guerra). Foto de Daniela Ortiz.


En tiempos de pandemia es difícil disfrutar la exhibición en su totalidad: las máquinas giratorias están apagadas, no sale pintura de ningún lado… haciendo del espectáculo visual una promesa vacía. No obstante, la narrativa que construye Jackson alrededor del humor es fácil de captar. El rechazo de los valores patriarcales como el autoritarismo y la insensibilidad se mantienen presentes, es claro su desagrado a la hipocresía.


Richard Jackson, The War Room (Sala de guerra). Foto de Daniela Ortiz.


Particularmente en la última habitación, The Dining Room (El comedor), se observa una familia cenando y el papá, encima de la mesa con los pantalones abajo, descargando –literal y figurativamente– sus desechos y molestias del trabajo, aunque sobre él esté una marquesina de neón que dice “Home, Sweet Home” (Hogar, dulce hogar).


Richard Jackson, The Dinning Room (El comedor). Foto de Daniela Ortiz.


En definitiva, son estas contradicciones que incitan la reflexión, la necesidad de conservar el humor y hablar con honestidad. Para Jackson, la búsqueda del desapego a lo normativo es prioridad y difícil de ignorar cuando se hace del performance algo que da risa al final.


Richard Jackson, Postales y fotos de la exhibición. Foto de Daniela Ortiz.




UNEXPECTED UNEXPLAINED UNACCEPTED

Richard Jackson (California, 1939)

Schirn Kunsthalle Frankfurt (Schirn Galería de Arte de Frankfurt)

Frankfurt del Meno, Alemania

06 de febrero hasta 05 de julio del 2020













Daniela Ortiz (Vargas, 1994). Licenciada en Comunicación social, mención Periodismo, actualmente residenciada en Frankfurt, Alemania, donde trabaja como redactora, fotógrafa y productora independiente.

38 vistas

© 2020 Fundación Sala Mendoza

Urbanización Terrazas del Ávila, UNIMET, Edificio Eugenio Mendoza Goiticoa, PB. Caracas, Venezuela.

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram - White Circle