Fotografía impresa en Venezuela

Alejandro Sebastiani Verlezza


Más allá de la portada


Fotografía impresa en Venezuela, La Cueva Casa Editorial

Es un libro, por supuesto, escrito, producto de una pasión muy personal, pero también ensamblado, montado, a partir de una profunda experiencia en el registro, el archivo y la conservación del material fotográfico. Para mayores detalles sobre su producción, Berti, en la nota final de Fotografía impresa en Venezuela, decide compartir los créditos de la obra con el diseñador Ricardo Báez (“es otro autor de este libro”, detalla).

Así surge la dupla Berti-Báez en lo que puede llamarse un ejercicio creativo de coedición con La Cueva. Pero el gesto delata más de una curiosidad: en este sentido es un libro histórico, crítico, otro avance para comprender la historia de las ediciones venezolanas, un elogio de la memoria y un libro sobre libros. Otro punto importante en Fotografía impresa en Venezuela: las diversas funciones y oficios que intervienen en la creación de un libro –autor, editor, diseñador, impresor, corrector, traductor, patrocinante– aparecen aquí vinculadas (y más aún: entreveradas).


Fotografía impresa en Venezuela, La Cueva Casa Editorial